"La integración es nuestro desafío"

Política 25 de junio de 2016 Por
El Senado de la provincia de Buenos Aires convirtió en Ley un proyecto elaborado por el diputado nicoleño Lisandro Bonelli. El legislador provincial se mostró satisfecho luego que la Cámara se expidiera en forma favorable para llevar adelante la modificación del artículo 24ter  de la Ley 10.592, que establece que las vías y espacios libres públicos deben permitir a las personas con movilidad reducida gozar de las adecuadas condiciones de seguridad y autonomía como elemento primordial para el desarrollo de las actividades de la vida diaria.
foto bonelli

“A través de un proyecto habíamos solicitado que todos los balnearios de la Provincia deberían contar con al menos una silla anfibia para su uso gratuito por parte de personas con alguna discapacidad motriz y contar con personal capacitado en el uso de las mismas. Esto es lo que se aprobó y deberá en el plazo de ciento ochenta días entrar en vigencia dictando las normas complementarias y reglamentarias necesarias para la implementación de la Ley”, dijo Lisandro Bonelli.

 

“Consideramos que la aprobación de esta ley, le brindará a la persona con discapacidades motrices en una mejora en la calidad de vida, que impacta positivamente en la salud y favorece la integración familiar y social. El sentirte más incluido te da ganas de salir de la casa e insertarte en la sociedad. Es un paso más en favor de lograr una sociedad con igualdad de oportunidades para todos" añadió el diputado del Frente Renovador.

"Ojala el Intendente Passaglia se contagie de esta iniciativa provincial y reglamente la ordenanza que presentaron nuestros concejales hace más de un año con respecto a la discapacidad.La inclusión de las personas con discapacidad en todos los ámbitos, debe ser una prioridad en materia de políticas públicas, por lo que medidas de este tipo, tienen como principal objetivo derribar barreras, siempre recordando que la discapacidad surge de la interacción de las personas con el medio que las rodea”, contó Lisandro Bonelli.

"En nuestra ciudad el tema discapacidad sigue siendo una materia pendiente. Lamentablemente el Ejecutivo local no cumple con gran parte de la sociedad. Aún no se ha realizado un censo formal para saber con exactitud cuántas personas discapacidad hay en San Nicolás. Las rampas son pocas, las veredas no están aptas para el normal traslado de las personas con dificultades físicas, los baños adaptados en los bares y restaurantes prácticamente no existen, y lo peor de todo es que no existe control por parte de la municipalidad”, consideró el diputado nicoleño.

“Tenemos que eliminar de una vez por todas esa "barrera urbana" para que todas las personas con discapacidad o movilidad reducida puedan gozar y ejercer su derecho al disfrute, al esparcimiento, a la recreación,  al libre tránsito en igualdad de condiciones que el resto de los individuos. Quiénes ejercemos la función pública debemos propender a la integración e inclusión de todos los ciudadanos sin distinción alguna y leyes como estas son un claro ejemplo de que las personas con discapacidad son tenidas en cuenta en cada una de las decisiones políticas que se toman.", advirtió Lisandro Bonelli.

 

 En relación al proyecto convertido en Ley.

La utilización de las sillas anfibia será gratuita y los balnearios deberán contar con la cartelería indicativa donde se especifique la existencia del servicio y sus condiciones de uso. El solicitante de la silla deberá encontrarse acompañado por una persona mayor de edad. Además los balnearios deberán contar con personal capacitado en el uso de las sillas anfibias a fin de oficiar como facilitadores del servicio y la atención al público. Las sillas comúnmente denominadas “anfibias” responden de manera efectiva a la necesidad de las personas con alguna problemática. Estas sillas cuentan con un tipo de rueda especial que les permite desplazarse sin mayores problemas por suelos de guijarros, tierra, arena e incluso barro.

 

 “Según la Organización Mundial de la Salud, uno de cada veinticinco viajeros en el mundo tiene algún tipo de discapacidad. Es de destacar que dentro de este grupo se incluyen también a aquellas personas que presentan algún tipo de restricción en sus movimientos de manera temporal, tal el caso de las mujeres embarazadas o quienes se encuentran convalecientes de una lesión física o intervención quirúrgica. En otras provincias ya se ha planteado esta iniciativa y los resultados fueron muy positivos, por lo que descartamos que también sucederá en la provincia de Buenos Aires, permitiéndole de ahora en más a muchas personas con movilidad reducida poder transitar y disfrutar de la playa y el mar o el río sin que la discapacidad sea un impedimento para ello”, comentó Lisandro Bonelli.

 

 

“Consideramos que resultaba necesario brindar los medios para que las personas con algún tipo de limitación en su capacidad de desplazamiento, sin importar si ellas son permanentes o transitorias, puedan disfrutar plenamente y la mayor autonomía posible en los balnearios del país. En la actualidad, muchas personas con discapacidad deben enfrentar problemas tanto para acceder a los balnearios como para desplazarse hasta la orilla del agua. Lo notamos sobre todo en los más chicos, por eso queremos asegurar que los niños y las niñas con discapacidad tengan igual acceso con los demás niños y niñas a la participación en actividades lúdicas, recreativas, de esparcimiento y deportivas.La mejora en las condiciones de accesibilidad redunda en una mejor integración social de la persona con discapacidad, ayuda en su rehabilitación y le brinda momentos de esparcimiento y recreación.”, cerró el legislador bonaerense.